Policiales

14 de diciembre de 2016

Le dieron varios puntazos, le robaron y huyeron

El automovilista se detuvo en ruta C-45 para trasladar a dos personas que hacían señas. Éstos lo abordaron, se apoderaron de sus pertenencias, lo hirieron y luego se dieron a la fuga.

El hecho sucedió durante la madrugada de este miércoles sobre ruta C-45. Ignacio Milla, un hombre oriundo de la localidad de Anisacate terminó con varias heridas de arma blanca al intentar defenderse de un robo.

Según se conoció, Milla transitaba a bordo de un Renault 12 por la ruta, y a un kilómetro aproximadamente del complejo “El Anglo” divisó a dos personas que “hacían dedo” por lo que detiene su vehículo para acercarlos hasta la ciudad.

El robo
Antes de que pueda reaccionar, lo aborda una de las personas y comienza a forcejear, mientras la otra abre la puerta del acompañante y empuña un cuchillo que se encontraba en el asiento del acompañante por lo que le produce raspones en el cuerpo del lado derecho, a 5 cm aproximadamente de la cintura y un corte de 2 cm aproximadamente en el muslo superior de la pierna derecha, según advirtieron profesionales del Hospital Illia donde posteriormente fue trasladado por personal policial.

Luego del hecho de violencia, ambos delincuentes huyeron del lugar y en ese momento el damnificado comprueba que le falta un teléfono celular marca LG y una billetera de color marrón con documentación, tarjetas varias y la suma de $ 1500. A pesar de las heridas, Milla se trasladó en su vehículo desde la ruta hasta la intersección de Av. Yrigoyen esquina Aguilera de barrio Cámara en busca de ayuda, y en el lugar fue auxiliado por personal policial de la Patrulla Urbana que realizaba control en la zona.

Alta y denuncia
Los uniformados trasladaron en el móvil al damnificado hasta el hospital donde le hicieron las curaciones correspondientes, posteriormente fue dado de alta y a Policía lo acompañó a hacer la denuncia correspondiente. Los uniformados, en tanto, procedieron al secuestro de un cuchillo tipo Facón de 15 cm de largo con mango de color blanco, aunque al cierre de esta edición, aún no habían dado con los malvivientes.

Comentarios