Sociedad

05 de Enero de 2017

El Hospital Regional recibió donaciones y ya prepara su gimnasio terapeútico

La Cooperadora y Amigos del Hospital entregó un aire y un espejo

Este miércoles por la mañana, el director del Hospital Regional Arturo Illia, Juan José López acompañado por el el subdirector Carlos Delera, recibió la donación de un aire acondicionado y de un espejo de grandes dimensiones por parte de la Asociación Cooperadora y Amigos del Hospital.
Esta gestión de la cooperadora cumple un año trabajo, ya que empezó en enero de 2016. Entre las donaciones efectuadas, Mario Siandro, presidente de la asociación, enumera un freezer para hemoterapia, un aire acondicionado para la sala de terapia intensiva, para reemplazar al que se había roto sorpresivamente, y un apoyo mensual que varía entre los tres y los seis mil pesos.
“Más allá de los que estamos en la cooperadora, contamos con gente que nos apoya, porque está muy agradecida con el Hospital, como por ejemplo la Asociación Gaucha que organizó un asado con cuero, la gente de Zumba que armó una Zumbathon, todos eventos para recaudar y también los aportes de las Parroquias y de los socios” afirma el reconocido referente cultural de la ciudad.
Por su parte Juan José López, máxima autoridad del establecimiento, aclara que “el Hospital posee un aire central, unos aparatos enormes que ya tienen sus años y que refrigeran distintas áreas. Nosotros queremos reforzar y garantizar que neonatología tenga su propio aire de 6500 frigorías, con filtro bacteriológico, para importantes cuestiones de salubridad, igual al que está ubicado en terapia. De esa forma tenemos más tranquilidad, porque, por ejemplo, en los días de mucho calor a veces es preciso apagar las incubadoras, mientras un aparato autónomo solo para esta sala nos permitiría mantener una temperatura constante”.

Un espejo para el primer gimnasio
El subdirector del nosocomio provincial Carlos Dellera, médico deportólogo y subdirector del hospital celebra, en tanto, la donación del enorme espejo que ya se encuentra colocado en las paredes de la que, aún sigue funcionando como sala de fisioterapia, pero que ya alberga varias de las maquinarias para la creación de un gimnasio terapéutico, el primero de todo en interior de la Provincia, en ámbito público. Se viene trabajando en este espacio desde hace unos meses y ya está cobrando forma. “Estamos armando un circuito con un trabajo en conjunto con fisioterapia con cintas, bicicletas y otras maquinarias para que se complemente con el tratamiento médico tradicional. Este espacio está destinado tanto a la rehabilitación de los pacientes de fisioterapia, los tratamientos de obesidad mórbida, la rehabilitación cardíaca en base al ejercicio, así como la prevención de sedentarismo. El espejo es fundamental para el auto-control de las posturas. También lo pensamos como un lugar de pausa activa para todo el personal del hospital, que podría utilizar esta sala para hacer ejercicio y mejorar así su calidad de vida. ”, aclara el experto.

Comentarios