Actualidad

06 de enero de 2017

“No hubo prevención a pesar de que se realiza desde hace muchos años”

Luis Luque, titular de Defensa Civil hace un balance del desfile de Reyes

El titular de Defensa Civil de nuestra ciudad, Luis Luque, estuvo conversando con Resumen y haciendo un balance de lo que fue la noche de Reyes.

“Hubo más de 20 mil personas y la espera fue larga. Sin embargo, Defensa Civil se encarga de proteger a la gente y no tiene nada a que ver con los Reyes y las demoras. Esto depende del Oratorio de los Salesianos y de la Municipalidad” aclara.

Lo cierto es que la espera fue larga, más de dos horas que se hacen aún más arduas cuando se trata de entretener a niños que además viven al evento con impaciencia e ilusión.

Hubo algunas quejas acerca del accionar de Defensa Civil, que unos cuantos minutos antes de la llegada del tan esperado carro seguido por los Reyes a caballo, invitaba a la gente a ubicarse a los costados de la avenida Belgrano para despejar el camino y proteger así, sobre todo a los más pequeños. Algunos vecinos manifestaron molestos que esa tarea no fue cumplida por todos los voluntarios con la mejor de las actitudes.

Luque aclara a este propósito que Defensa Civil es responsable de prevenir accidentes, no de armar un operativo de seguridad. “No hubo prevención a pesar de que se realiza desde hace muchos años, no se calculó bien el ancho del carro, así como otras cuestiones referidas al recorrido y a la llegada de los reyes a la Plaza”. Destaca en todo caso no solo la labor de los más de 30 voluntarios que cuidaron de las por lo menos 20 mil personas, entre ellos muchos niños, sino que no hubo inconveniente ni accidente alguno, a pesar de que al llegar a la Plaza, los Reyes fueron literalmente acorralados para vecinos que querían fotos, pero por suerte se pudieron alejar rápidamente a los caballos, que representaban el mayor riesgo en la multitud, quedando los tres Melchor, Gaspar y Baltasar de a piè, entre la gente.

El atraso

Desde la organización del desfile de Reyes, desde el Oratorio de los Salesianos, relatan que la demora estuvo causada por un inconveniente el motor de carro. Hubo una dificultad en la salida, desde la calle Tucumàn y además otro problema, ya relacionado no solo con el mismo motor, sino además con el ancho del carro en una calle doblemano, por lo que el carro se tuvo que parar nuevamente.

Ya una vez entrado en la avenida Libertador, todo fluyó con más tranquilidad.

Comentarios